Ubicación geográfica de los Muiscas

24 noviembre 2010

Los Muiscas, habitantes de la sabana de Bogotá, desde el siglo VI a.C. Hasta la conquista española en el siglo XVI, estaban distribuidos por todo el Altiplano Cundiboyacense, ubicado en la cordillera Oriental de Colombia, compuesto por uno de los ecosistemas más ricos en la geografía del país. La presencia de fuentes de agua, bosques y suelo fértil, favorecieron el asentamiento de los muiscas, poseedores de una gran variedad de recursos para su dieta, la fabricación de trajes, mantas y cerámicas, los sistemas de riego y las viviendas definidas como esa graficado en el mapa.
“Francisco José de Caldas favoreció la idea de que el clima frío salvaba a los criollos de Santa Fe (y su natal Popayán) de la degeneración que imponía la tierra caliente[1]. Cabe resaltar esta afirmación para categorizar el clima del Altiplano cundiboyacense como estable y confortable para desarrollar diferentes actividades. No obstante, la economía de los Muiscas presentaba limitaciones en la variedad de productos, gracias a la agricultura de altura, utilizando principalmente el maíz, papas, frijol, yuca, cubios y ahuyama en su dieta diaria, esta es una característica particular de la economía indígena.




[1] GÓMEZ LONDOÑO ANA MARÍA. Muiscas, representaciones, cartografías y etnopolíticas de la memoria. Ed. Pontificia Universidad Javeriana. Bogotá. 2005.



1 comentarios:

{ papa noel } at: 15 de abril de 2012, 16:57 dijo...

faltan las características

Publicar un comentario en la entrada